El diálogo entre empresarios y trabajadores

Amado Fuguet V.

El diálogo que han venido propiciando varios organismos del sector privado venezolano con diferentes sectores del país representa una gran oportunidad para que se aborde la solución de asuntos que son de interés común para los actores con los cuales interactúan los empresarios.

Los interlocutores más relevantes deben ser los trabajadores. El  intercambio institucional de sus correspondientes órganos representativos puede generar frutos en cuanto al hallazgo de propuestas convergentes de gran impacto nacional, que se conviertan en lineamientos generales que incluso puedan conllevar a acuerdos con otros actores, especialmente con el mundo político. Sigue leyendo

Anuncios

Del empleo precario al productivo

Amado Fuguet V.

 Entre los principales problemas que perciben los venezolanos, figura entre los primeros, después de la inseguridad, el desempleo. Aparece en prácticamente todas las encuestas. Aún cuando el instituto de estadísticas refleja que la tasa de desocupación no pasa del 9%, tercamente la falta de oportunidades de trabajo aparece entre los asuntos más preocupantes.

Tal vez una de las razones de esta aparente contradicción –más allá de la metodología que se usa para preguntar si una persona está trabajando o no- está en la calidad del empleo. Y es lo que aborda la investigadora Genny Zúñiga, de la UCAB, en el libro “La precariedad del empleo en Venezuela”.

Según ella, un empleo precario es una ocupación que presenta insuficiencias que dificultan o imposibilitan al trabajador mantener unas condiciones mínimas de vida y un desarrollo como individuo.

No se trata sólo del sustento, sino también del sentido de pertenencia a la sociedad.

Es un asunto que, por un lado, demanda formación de calidad, pero también supone la necesidad de estimular un mercado laboral que sea capaz de ofrecer oportunidades de empleos productivos, decentes y de calidad.

Es de suponer que, en la medida en que se cercenen los incentivos a las empresas para invertir, existen mayores riesgos de que el mercado empleador precario sea mayor y, por lo tanto, menos productivo. La desindustrialización y la economía de puertos son la antítesis de un mercado laboral de mayor calidad.

El estudio de Zúñiga recomienda, entre otras medidas, estimular al sector privado, ya que es una de las principales vías con las que cuenta el país para generar empleos de calidad y superar la pobreza.

El entorno impone una mejor comunicación laboral

Estos son tiempos en los cuales los empresarios y los gerentes venezolanos están asumiendo importantes retos para mejorar sus procesos comunicacionales con los diferentes actores que impactan los procesos y la reputación de sus organizaciones, especialmente con los trabajadores.

Amado Fuguet V. 

El cuidado exclusivo por la comunicación con el cliente-que sigue siendo uno de los actores críticos para toda empresa- ha permeado hacia otros públicos, como las comunidades y los trabajadores.

En este último caso, existen factores del entorno que han estimulado la sensibilización gerencial sobre la comunicación efectiva con quienes hacen vida en las organizaciones.

El reacomodo sindical, las nuevas leyes laborales, la inestabilidad económica, las presiones regulatorias, las crisis de expropiación y los riesgos del personal en las comunidades donde viven, entre otros factores, crean un contexto cada vez más apremiante para conducir adecuadamente las relaciones con los trabajadores.

También hay variables dentro de las propias empresas que agregan angustias. El clima interno se ha enrarecido en muchas organizaciones en buena parte porque no existen planes y procesos bien definidos, porque aún priva la distancia entre los gerentes y la base, porque no hay coordinación entre las unidades y, muy especialmente, porque abatidos por las presiones del negocio, los gerentes dan mayor prioridad a los temas duros que a los blandos en sus agendas de trabajo.

Incertidumbre

Si algún estado emocional ha prevalecido dentro de las empresas venezolanas ha sido la incertidumbre. Tanto entre dueños y gerentes como trabajadores. Esta sensación de inseguridad que hasta hace unos años sólo se percibía en algunos sectores de la economía, se ha instalado prácticamente en todos los ámbitos empresariales. El temor  a un eventual anuncio sobre alguna estatización se ha instalado en la agroindustria, la banca, la construcción, el comercio, las telecomunicaciones, el transporte y cualquier sector.

Por si fuera poco, la necesidad de recortar gastos –incluyendo recortes de nómina en muchos casos-, derivado de la recesión, la disminución de la demanda  y la alta inflación que caracteriza a la economía, también ha elevado la temperatura a la incertidumbre reinante en las empresas.

Los empresarios están comprendiendo que los riesgos que atentan contra la supervivencia de sus organizaciones y el logro de sus objetivos estratégicos, serán cada vez  mayores. Pero también que deben actuar, no quedarse en el círculo de espera.

Atender a la gente

En épocas de incertidumbre,  la atención de los actores clave de la organización es de altísima prioridad. El bienestar del personal es un factor crítico. Primero sus necesidades básicas. Pero no sólo de pan vive el personal. También aspira crecer y trabajar en un ambiente laboral donde se le tome en cuenta y perciba que hay una relación de respeto.

En este contexto, el liderazgo empresarial del sector privado, en algunos casos ha buscado un diálogo interno con los trabajadores, para escuchar sus necesidades y exponer la dinámica de las empresas dentro del complejo entorno que hoy viven.

Las organizaciones maduras incorporan sus procesos comunicacionales internos en el marco de la estrategia de negocios. Los líderes de primer nivel deben comprender que los miembros de la organización generalmente esperan que sean ellos quienes contextualicen el rumbo de la compañía.

En ellos recae la responsabilidad principal de darle dirección a la gente que interviene en los procesos organizacionales, proactiva y no reactivamente, y siempre aclarando y orientando a la gente cómo conducir el barco en tiempos de turbulencia sin perder el rumbo estratégico.

Deben además asegurarse que los líderes intermedios comprendan y participen activamente en comunicarse también con la gente para que la orientación se convierta en comportamientos acordes con la estrategia  y en hechos tangibles en la operación.

Es por ello que resulta indispensable darle carácter estratégico y no meramente instrumental a las comunicaciones internas.

Los líderes también se preocupan porque exista un intercambio interno sobre los retos operativos, sus avances y logros, con el reconocimiento debido cuando hay éxitos tempranos o sobresalientes. Comunicarse con los equipos es crucial.

Muchos  estudios de clima organizacional reflejan que cuando hay comunicación deficiente, los resultados de tales investigaciones suelen ser decepcionantes. Las organizaciones autoritarias, vanidosas y más reactivas que proactivas en su relación con la gente, tienen mayores riesgos de que los trabajadores reaccionen contra la empresa, trabajen con menos compromiso o, simplemente, busquen oportunidades en otras empresas.

Es por ello que en la medida en que los ejecutivos, gerentes y supervisores asuman un rol comunicacional activo y aprendan a desarrollar habilidades para ejercer adecuadamente este reto, podrán construir un clima interno más auspicioso.

Artículo publicado en la revista Business Venezuela / Junio 2011

El talento como protagonista en las redes sociales

Amado Fuguet V.

Más allá del impresionante éxito bursátil que ha representado LinkedIn –el primer día la acción se estaba cotizando más del doble de su precio inicial-, esta experiencia en el mercado ha reflejado cómo las redes sociales especializadas –hay otras como Xing y Viadeo- pueden ser relevantes en el mundo empresarial.

Creada en 2003, LinkedIn es una red concebida para profesionales que comparten en línea la historia de su carrera. La hoja de vida colocada en Internet permite establecer relaciones con quienes las personas han estudiado o trabajado, pero también con quienes tienen intereses profesionales similares.

Es una manera también de exponerse al mercado de trabajo, pues muchas empresas –desde los head-hunters hasta las propias empleadoras directamente- encuentran en esta red una valiosa fuente de información para  cazar talentos.

A través de ella, puede observarse los movimientos de personal de muchas empresas, especialmente en los niveles gerenciales. Al conectarse a una empresa en particular, puede conocerse quién entra, quién asciende o quién sale de una organización.

Pero lo que la convierte en una red social es el intercambio de contenidos que se genera entre sus ya más del 100 millones de usuarios. Ocurre tanto en las actualizaciones que las personas realizan en su espacio de comentarios, o a través de los grupos de discusión sobre temas específicos. Hay redes especializadas por intereses o profesiones, donde se comparten información e ideas y se realizan debates sobre asuntos en particular.

No tiene la fama ni el propósito de las redes más famosas, como Twitter y Facebook, usadas por muchas empresas más para conectarse con clientes o usuarios. En este caso las organizaciones están enfocadas en el mundo del talento.

amado@fuguetcomunicacionycambio.com / @Amadofuguet

 

La importancia del bienestar de la gente en las organizaciones

Amado Fuguet V.

El entorno político y económico, así como la necesidad de contar con un mejor el clima interno y un mayor  compromiso del personal, está generando un creciente interés en las organizaciones venezolanas en generar iniciativas que permitan una identificación mutua entre la empresa y el trabajador.

La semana pasada, justo en la antesala del Día del Trabajador,  un grupo de ejecutivos y gerentes intercambiaron ideas y experiencias durante el evento El Bienestar del Capital Humano en las Organizaciones,  convocado por VenamCham. Sigue leyendo

Realidades empresariales del 2010(I): respuesta laboral

Amado Fuguet V.

Durante 2010 la polarización laboral y sindical auspiciada desde el sector oficial siguió profundizándose. Sin embargo, lo más resaltante en el ámbito laboral este año ha sido la reacción de trabajadores frente al Estado patrono y la protesta ante las expropiaciones.

Los sindicatos paralelos han convertido su misión de defensa de los intereses de los trabajadores, en otra orientada hacia la agitación política en las organizaciones, en muchos casos como vía para la desestabilización de la empresa, como punto de partida para la justificación de su eventual estatización.

Sin embargo, en muchas empresas el personal ha comparado los riesgos de pertenecer a una nómina estatal –constatables en los problemas laborales que han estallado en emblemáticas compañías expropiadas-. En consecuencia, han generado acciones para frenar tal escenario.

Si bien es cierto que una de las tendencias de 2010 es que las autoridades laborales han buscado restar autonomía a las empresas y los sindicatos para convenir sus acuerdos laborales, una táctica que podría generar situaciones-excusa para intervenciones drásticas, ha habido respuestas por parte de los trabajadores.

Ha ocurrido, incluso, que dirigentes sindicales progubernamentales han comprendido que la estatización no es la mejor opción para sus agremiados, y se han visto en la necesidad de fijar posición pública planteando su cuestionamiento a las expropiaciones.

En este contexto, más que en 2009, el liderazgo empresarial del sector privado, tanto en el ámbito gremial como en las propias empresas, ha buscado un diálogo interno con los trabajadores, para escuchar sus necesidades y exponer la dinámica de las empresas dentro del complejo entorno que hoy viven.

amado@fuguetcomunicacionycambio.com

 

Desafíos del “empresario nuevo”

Amado Fuguet V.

Es imperativo que aparezca el “Empresario Nuevo” que decida ocuparse de mejorar la calidad social de sus trabajadores.

Este planteamiento lo formuló días atrás Mariolga Girán, abogada laboral, durante una intervención en unas jornadas de Recursos Humanos de la Cámara de Industriales del estado Aragua, según el documento que esta organización divulgó posteriormente.

La propuesta representa un replanteamiento de los asuntos prioritarios del sector empresarial, en aras de crear una causa común trabajadores-comunidad-empresa, sustentada en una gerencia que vaya más allá de los temas duros operativos, y que se ocupe de los asuntos blandos de las organizaciones.

Supone, por otra parte, que el empresario preste la mayor atención posible, con método, a las señales del entorno y su impacto dentro de las empresas. Invoca atender con prioridad lo interno, seguir el clima laboral, el comportamiento de los trabajadores, la actitud de los gerentes y supervisores y cómo se desarrollan los procesos comunicacionales entre ellos.

En el fondo, el llamado de Girán constituiría un giro en el enfoque tradicional de las relaciones trabajador-empresa, más allá de la dinámica sindicato-patrono.  Así, exigiría una transformación cultural que, en el plazo inmediato, podría servir de muro de contención a la escalada de toma de control por parte del Estado de activos del sector privado; pero en un horizonte más largo, podría impulsar una recuperación del entramado empresarial venezolano.

Este desafío requiere no sólo la toma de conciencia por parte de los empresarios, sino también el desarrollo de un plan de acción comunicacional que genere compromiso interno con iniciativas que sean claramente percibidas por los trabajadores como de beneficio mutuo.

amado@fuguetcomunicacionycambio.com / Twitter: @Amadofuguet

 

Diálogo, ¿dónde estás?

Amado Fuguet V.

Se logra mucho más cuando se construyen relaciones basadas en la honestidad y el diálogo, que cuando se utiliza la amenaza y el miedo.

La frase anterior es de Polar. La acuñó en su reciente comunicado mediante el cual fijaba posición sobre los señalamientos y acciones que se han venido realizando en torno a ella.

El enunciado pudiera pertenecer a cualquier organización venezolana. En el fondo, reproduce un estado de ánimo signado por la angustia, la incertidumbre, e incluso la impotencia. Es un efecto psicológico que se ha venido instalando no sólo entre empresarios que temen perder las compañías que han construido a lo largo de los años, sino especialmente entre la mayoría de quienes  trabajan en ellas, y además entre proveedores, comunidades, e incluso clientes.

Sigue leyendo

El riesgo de quedar sin trabajo en Venezuela

Amado Fuguet V.

Para los trabajadores, la probabilidad de quedar sin empleo en Venezuela es cada vez mayor. Esa es la tendencia.  Ya el porcentaje de desocupados está a punto de superar el 10%, pues en agosto alcanzó el 9,6%, la tasa más alta en cuatro años.

En una economía en declive, es natural que así ocurra. Y cuando, para remate, hay políticas y actitudes que agobian a los generadores de puestos de trabajo, es inevitable que el volumen de desempleados siga escalando.

La posibilidad de que exista algo de crecimiento económico en 2011 no es suficiente para alentar a las empresas existentes a programar inversiones relevantes en los presupuestos que en estos momentos están preparando para el año que viene. Se registra, por el contrario, una tendencia a recortar los costos de producción  y, con ello, a reducir la nómina o, en el mejor de los casos, a congelarla. Sigue leyendo

¿Dónde están los talentos?

Amado Fuguet V.

Un informe reciente de CTPartners, firma especializada en la captación de ejecutivos, reflejaba que, a diferencia de lo que ocurre en casi toda América Latina, el inventario de talentos en muy limitado en Venezuela.

¿La razón? Por un lado, es cada vez mayor el número de profesionales venezolanos que están emigrando hacia otros países de esta región plena de oportunidades, tratando de encontrar un futuro mucho más claro para desarrollar sus carreras. Por otra parte, la gente preparada de otros países que es solicitada para ocupar posiciones en compañías radicadas en el país, prefiere no venir, dado el entorno político y económico y el riesgo de inseguridad ciudadana. Sigue leyendo