El falso sentido de urgencia

Amado Fuguet V.

Si se observa cómo se ha atendido la emergencia producto del diluvio, no es difícil concluir que se ha desarrollado una gestión gerencial caracterizada por un falso sentido de urgencia.

Voluntarismo, corredera, movilizaciones, medidas de último momento es lo que se ha visto, todo sin una clara y verdadera coordinación y trabajo en equipo. Investigadores del cambio y el liderazgo, como  John Kotter, de la Universidad de Harvard, han concluido que este estilo “gerencial” –que puede observarse en ámbitos públicos y privados-se denomina “falso sentido de urgencia”, en el cual una actividad frenética puede generar otros problemas y fracasos.

El verdadero sentido de urgencia no se relaciona con actividades agotadoras cuyos resultados son momentáneos, ni está apoyado en un torrente de adrenalina. Se genera cuando se coopera con energía y responsabilidad, poniendo en práctica soluciones inteligentes y duraderas. Sigue leyendo