Comunicar con estrategia ante la crisis de la pandemia

Amado Fuguet V.

La complejidad de la pandemia Covid-19 implica una gestión de crisis que se convierte en un desafío para los líderes, las organizaciones, las comunidades y la sociedad en general. Y en ese reto, la Comunicación estratégica tiene un rol de primer orden.
En este escenario de crisis hay un propósito compartido: superar la pandemia con las menores pérdidas humanas posibles y con los más bajos costos económicos y sociales que se puedan alcanzar.
Y para conquistar ese gran objetivo, orientar, informar, integrar, motivar y escuchar se hacen indispensables como misiones comunicacionales.

La crisis del coronavirus, uno de los mayores retos comunicacionales para los líderes y las organizaciones.

Existe incertidumbre, desconocimiento en la gente sobre lo que hay que hacer y dificultad para comprender lo que ocurre y sus consecuencias.
A través de una vocería responsable, debe brindarse orientación especializada con mucha pedagogía para que la comprensión del mensaje sea clara y motive a acciones sensatas y oportunas.También se hace imprescindible ofrecer información veraz, oportuna, fundamentada en datos, sobre todo en un ámbito de proliferación de noticias falsas y de manipulaciones.
En un distanciamiento social preventivo como el que estamos practicando, se hace mucho más crítica la integración. Ante ello, debe impulsarse la comunicación a través de las ventajas que puede ofrecer la tecnología, para generar más cohesión y apoyo con nuestras familias, vecinos y organizaciones de las cuales formamos parte.

La circunstancia requiere un alto grado de motivación a través de actos comunicacionales, tanto para asumir retos compartidos derivados de la crisis, como para reconocer el arduo trabajo de quienes actúan desde los ámbitos de salud, protección, economía y social.
Para los líderes y para los ciudadanos este el momento de la escucha, para conocer y comprender las urgencias, las necesidades, las preocupaciones y las ideas de los demás.
Esta crisis requiere actuar con responsabilidad ciudadana, ser solidarios y, más que nunca, comunicar con estrategia.