2015: un exigente año para la gerencia venezolana

Amado Fuguet V.

Las proyecciones económicas para el año próximo, por su gravedad, suponen una exigencia superior para los gerentes venezolanos. Tanto en los temas duros, como en los blandos.

La crisis cambiaria y escasez de divisas signarán un entorno económico complejo
La crisis cambiaria y escasez de divisas signarán un entorno económico complejo

La caída del precio del petróleo tendrá severas repercusiones en la paridad cambiaria y la  disponibilidad de divisas para que la industria, el comercio y los servicios puedan mantener sus niveles operativos, ya afectados durante el ya recesivo año que culmina.

Los ciudadanos se enfrentarán a una inflación que ya algunos economistas la visualizan en un mayor al 140%, casi el doble de la que se calcula para este año. La gente tendrá además, mayores restricciones para  adquirir sus bienes y servicios, dado el empeoramiento esperado del desabastecimiento.

Esto supondrá un duro reto gerencial: gestionar la crisis que impacta a las empresas, a sus clientes y a sus trabajadores.

El entorno planteado limita las capacidades para sobrevivir financieramente, mantener la capacidad operativa y crecer. También es un caldo de cultivo para que el clima laboral pueda verse afectado, por el impacto interno de las medidas que deban adoptarse para gestionar la situación en cada organización.

Pero los gerentes venezolanos han ido demostrando una capacidad de resiliencia y de creatividad que en muchos casos ha permitido incorporar innovaciones. Han tenido también que estrechar la cooperación, buscando mayores alianzas con sus colaboradores, sus proveedores e incluso con empresas competidoras.

Esa fortaleza gerencial que se ha ido curtiendo en las empresas, será crucial para afrontar el severo año que en pocas semanas tocará con mucha fuerza las puertas del país.

————-

Foto publicada originalmente por El Estímulo.

Anuncios

La productividad como tema clave en las organizaciones

Amado Fuguet V.productividad

La productividad siempre ha sido un asunto de especial interés para las organizaciones. Todo empresario, ejecutivo o gerente lo tiene en su agenda. Al fin y al cabo, los resultados dependen de ella.

Múltiples factores impactan la productividad, entre ellos los insumos, los equipos, maquinarias y dispositivos de trabajo, los programas informáticos, los procesos, las regulaciones, el entorno y, muy especialmente, la gente.

Debería entonces formar parte en forma permanente y organizada de los contenidos conversacionales en toda la organización.

No se trata de un asunto exclusivo de números. No es solo “tantas unidades por jornada”. Tampoco se limita al rendimiento por inversión. Detrás de la productividad están la calidad en la toma de decisiones, la comprensión de los porqué y para qué hay que lograrla, el reto de conquistarla y el aplauso al obtenerla.

La productividad puede ser un símbolo. Un distintivo tanto para los individuos, como para los equipos y toda la organización. Un emblema con componentes emocionales asociados a la excelencia.

Para que así sea debería dar lugar a historias, tanto aquellas con un desenlace exitoso, como las terminan en malos resultados. De los errores también se aprende a ser productivo.
Historias que los gerentes, los coordinadores o los líderes formales e informales pueden descubrir en el quehacer organizacional. O que pueden tomar prestadas de otras experiencias, incluso de los competidores.

Y que deben contarlas directamente en sus conversaciones, en sus mensajes escritos, y compartirlas también través de los canales de comunicación interna.

La productividad es un tema apasionante e indispensable en toda organización.

La oportunidad de promover la producción nacional

Amado Fuguet V.

Es auspicioso que los industriales venezolanos, a pesar de las exigencias de corto plazo derivadas del entorno económico, estén dedicando espacio en su agenda para hacer ejercicios de construcción de futuro. Que intercambien ideas para plantear propuestas de desarrollo industrial es muy relevante para que se genere bienestar y progreso para todos los venezolanos.  Constituye un gran reto que se formulen planteamientos sobre políticas públicas e iniciativas que permitan la creación de empleos de calidad, la producción de bienes locales para los consumidores, la profusión de emprendedores exitosos, el ahorro de divisas al sustituirse importaciones

El sector industrial trabaja con propuestas a futuro.
El sector industrial trabaja con propuestas a futuro.

e incluso la multiplicación de moneda extranjera por exportaciones.

El diálogo constante entre industriales que manejan empresas de distintos sectores y tamaños es una respuesta indispensable a la necesidad que tiene el país de contar con un engranaje manufacturero donde convivan productivamente las pequeñas, las medianas y las grandes industrias.

Estos procesos de comunicación son oportunos en una hora donde hay un convencimiento nacional sobre la urgencia de contar con una mayor producción nacional. No es sólo un planteamiento de los gremios privados. Los trabajadores lo están diciendo. Los consumidores lo están clamando. Los comerciantes lo están solicitando. Las encuestas lo están reflejando.

Un parque industrial que crezca, que se modernice, que innove, que forme,  que sea competitivo, es de vital importancia para el país. Por eso es un tema sobre el cual hay que auspiciar conversaciones entre distintos actores. Y los industriales están dando un gran paso en este sentido.