La comunicación interna en las instituciones públicas

Amado Fuguet V.

comuniación trabajadoresLas empresas, progresivamente, han ido incorporando los procesos de comunicación interna dentro de su agenda estratégica. Realizan los diagnósticos que corresponden para conocer cómo el personal evalúa la gestión comunicacional de gerentes y supervisores, los mensajes que se intercambian en las organizaciones, y la efectividad de los medios con que cuentan. Y a partir de allí desarrollan planes comunicacionales.

Pero las instituciones públicas parecen estar a la zaga. Generalmente se ocupan más de la comunicación externa. A primera vista, esta actitud es comprensible dado que responden a los electores, por lo que cuidan más la difusión de mensajes a través de campañas y medios de comunicación social.

Sin embargo, descuidan la comunicación con su personal, por lo cual es frecuente observar en gobernaciones, alcaldías y entidades prestadoras de servicios públicos, severos problemas internos. El clima organizacional no es el más apropiado, y entre las variables clave que lo afectan resalta la carencia de comunicación interna efectiva.

Ocuparse de la interacción con su gente les representaría enormes ventajas. Un trabajador que conozca con propiedad las estrategias de la institución; comprenda el significado de los valores de la entidad y  los practique; esté debidamente informado de las decisiones, acciones y actividades de la organización; y se sienta motivado y escuchado; será más productivo y probablemente más comprometido.

El funcionario público que perciba un mejor clima comunicacional en la entidad para la cual presta servicios, podrá representarla apropiadamente  ante el público.

No hay que olvidar que la imagen y la reputación de cualquier organización es en buena parte producto de lo que dicen y hacen sus trabajadores.

Anuncios