Japón: primero, el personal de la empresa

Amado Fuguet V.

Tanto las empresas transnacionales que tienen operaciones en Japón, como las organizaciones públicas y privadas originarias de este país, han tenido que trabajar intensamente ante los hechos que se han acumulado uno tras otro: el terremoto y sus réplicas, el tsunami, la amenaza nuclear, la escasez y contaminación de alimentos e insumos y la debacle económica, entre otras consecuencias.

Las empresas, en su mayoría, reaccionaron desde un primer momento, cuando ocurrió el gran sismo, brindando atención a sus empleados, no sólo dándoles refugio en sus propias instalaciones las primeras horas y días, sino ayudándoles a comunicarse con sus familiares y amigos, y a orientarlos sobre lo que estaba sucediendo.

Muchas se han preocupado por promover labores de voluntariado por parte del personal, en tareas que van desde la recolección de fondos y donaciones, hasta atención médica y psicológica a los propios trabajadores, sus familias y la comunidad.

En aquellas empresas sobrevivientes situadas en los sitios más afectados, han tenido que tomar medidas más duras, como cerrar temporalmente o reubicar al personal. Pero especialmente se han ocupado por mantener a su gente debidamente protegida con vestimenta y otros instrumentos, e informada a través de distintos medios, para evitar ser afectadas por las radicación nuclear.

Otro reto ha sido la reapertura de sus operaciones, dado que la cadena de suministros se ha visto afectada. Han tenido que orientar y motivar a su gente para responder y restaurar la oferta de productos al mercado, caracterizado por la escasez.

Las empresas japonesas, en esta crisis, han sido socialmente responsables.

Foto de AFP

Anuncios

Lecciones de “El discurso del Rey”

Amado Fuguet V.

Las crisis ponen a prueba a los líderes. Es en ellas cuando los seguidores esperan  orientación de sus máximos representantes o guías. Sea una guerra, un desastre natural, una debacle económica o financiera, una epidemia, un desmoronamiento institucional o un grave accidente; la gente espera y aspira que el líder se pronuncie. Esto es válido en los ámbitos tanto público como privado. Sigue leyendo

El contraste entre la autocracia y la confianza gerencial

La comunicación participativa mejora

los procesos de toma de decisiones

Amado Fuguet V.

Tanto en niveles ejecutivos como en los operativos, los gerentes que propician una discusión abierta sobre problemas u oportunidades sobre los cuales hay que adoptar decisiones, logran una calidad superior en la solución y un compromiso mayor para que la ejecución sea exitosa.


Sigue leyendo

Las redes sociales en la tragedia japonesa

Amado Fuguet V.

 

Cada vez que se produce una crisis, las redes sociales aumentan su protagonismo. Está ocurriendo con la tragedia japonesa.

Han sido útiles en varios aspectos:

Uno: Para informar e informarse sobre los acontecimientos, con contenidos generados no sólo por periodistas y medios, sino por ciudadanos, que han aportado testimonios escritos, fotografías y videos.

Dos: Los japoneses han usado Mixi (la red social más popular en ese país), Twitter y Facebook para encontrarse entre ellos, dar con el paradero de familiares y amigos, y para solidarizarse unos con otros. Lo mismo ha ocurrido internacionalmente.

Tres: Las redes sociales y otros servicios de Internet han servido como medio de orientación para ofrecer alertas, recomendaciones y guías de actuación para los pobladores, así como para organizar operaciones de salvamento.

Cuatro: Relacionado con lo anterior,  han permitido que individuos e institutos expertos en terremotos, tsunamis y energía nuclear, entre otros asuntos, expongan sus comentarios y opiniones a través de la red.

Quinto: Han  facilitado la recolección de donaciones para organizaciones como la Cruz Roja, entre otras, destinadas a programas de rescate y de auxilio a damnificados.

Sexto: Han permitido a empresas y organizaciones nacionales y extranjeras mantener contacto oportuno con su personal y sus familiares para comunicarles decisiones e informaciones de interés mutuo.

Estos son algunos usos que se están dando a las redes sociales en esta crisis, aunque también han sido objeto de malas prácticas, como la creación de falsas alarmas y noticias sin asidero.

Foto: AP